semanal_omnimusa

El Semanal entrevista a Omnimusa

¿Qué ha supuesto para ti ser el cartelista de la Feria?
Ha sido todo un privilegio porque yo he vivido casi toda mi vida en Alcázar de San Juan. Un privilegio y también lo quiero ver como una recompensa. Fue por estas fechas del año pasado cuando empecé la aventura empresarial por mi cuenta. Ahora Omnimusa diseño y comunicación cumple un año y creo que realizar el cartel de la feria es como un pequeño reconocimiento al trabajo que he realizado durante todo el año.

¿Cómo surge el trabajo?
Siempre he querido hacer algún trabajo que fuera representativo de la imagen de Alcázar de San Juan. Por ello, me puse en contacto con la concejalía de cultura y festejos para ver de qué manera podría colaborar. Fue hace tres meses cuando me llamaron y me propusieron realizar el cartel de la Feria y Fiestas 2010. Por supuesto, ni me lo pensé. Era una gran oportunidad de dar a conocer mi trabajo no sólo en la ciudad, sino en toda la comarca.

¿Cómo explicarías el diseño o contenido del cartel?
He querido representar de manera gráfica la cultura y la historia de la feria de Alcázar de San Juan. Cultura representada en su patrimonio con el Torreón del Gran Prior a la cabeza, o su riqueza gastronómica con las gachas. Las atracciones, y demás elementos festivos representan el recorrido de la ciudad a través de su Feria.

¿Qué mensaje quieres transmitir?
El objetivo es recordar que en estas fechas Alcázar de San Juan es mucho más que sólo Feria. Sigue teniendo un patrimonio cultural y gastronómico que disfrutar. Mensaje que quise plasmar en la mezcla de elementos, no sólo festivos.

¿Cuál es tu momento actual como diseñador?
Como he mencionado anteriormente, Omnimusa diseño y comunicación cumple ahora un año y por lo tanto goza de cierto recorrido. Como diseñador al frente de la empresa, sigo aprendiendo cada día de los grandes retos que supone esta profesión. La formación constante en nuevas tecnologías es obligada. Quien no lo hace, se queda atrás. Es una bonita profesión que te ayuda a crear lo que el cliente sólo tiene aún en la cabeza. Creo que ahora, empiezo a conseguirlo. Al menos, eso dicen los clientes.

¿Piensas que en Alcázar se ayuda suficientemente a los jóvenes artistas?
Siempre he dicho que de no haber vivido en Alcázar en San Juan el comienzo de Omnimusa habría sido mucho más difícil. No sólo por los potenciales clientes, sino por el apoyo institucional. A mí como joven artista, me han apoyado muchísimo, pero sobre todo como empresario. Además de haberme dado el Ayuntamiento ya varias oportunidades de trabajar con ellos, tengo que destacar un recurso que facilitó mucho mi comienzo. Estoy muy satisfecho con el Centro de Empresas y muy agradecido al magnífico equipo de personas que lo componen.